WEEDS: ENTRETENIDA, INTELIGENTE, DIVERTIDA, CRÍTICA, EMOCIONANTE… Y MARY-LOUISE PARKER

by

Este post salió solo, de forma automática, en unos minutos, casi diríamos que de una manera mágica, desde luego inusual. Me senté en la mesa a la ofi, en una tarde de siesta y lluvia malagueña, busqué una imagen de Weeds en Google y encontré la foto que adjunto a esta nota. Un Jpg, 425 x 1011 de 217 KB. En ella, Mary-Louise Parker se muestra sensual, ingenua, rodeada por una serpiente –no sé qué tipo de serpiente-, y bella, muy bella, tan bella como pálida. El post, entonces, empezó a escribirse solo, y de aquellos polvos estos lodos. Lo demás son líneas que quedarán olvidadas en algún lugar del ciberespacio.

Me faltaba por comentar, en este catálogo, Weeds. Una de esas series que para muchos pasara desapercibidas entre todas las grandes producciones televisivas –norteamericanas, claro, no españolas-, pero que para mí resulta simpática, crítica, políticamente incorrecta tanto como para merecer un instante de reflexión. Weeds es entretenida y algo más: inteligente, divertida, crítica, emocionante…
Nos situamos: Agrestic, una ciudad californiana de ficción; Nancy Botwin (Mary-Louise Parker), una madre de familia, cuyo marido ha fallecido reciente y repentinamente, que termina vendiendo marihuana a sus vecinos del barrio residencial para poder mantener su nivel de vida. Entre medias, una galería de personajes alargados, simpáticos, irreverentes pero -al modo de Mujeres Desesperadas- creíbles y hasta entrañables. En fin, un barrio idílico en apariencia, que en realidad oculta oscuros secretos tras las atildadas puertas de sus casas.

Y a partir de aquí, la crítica acerada y sutil que nos toca a todos sin distinción; la hoguera de las vanidades tan patosa como ácida, extraña y acogedora; la vida sangrante y real con sus problemas para llegar a final de mes y domar a unos hijos rebeldes; las sombras de las hombres que fuman marihuana en su intimidad, escondidos, escondiéndose de los demás; los grandes monumentos contra la hipocresía que tanto recuerdan a American Beauty o Happiness; el humor negro mezclando a partes iguales ternura, heterodoxia y mordacidad; los tabúes de la sociedad americana que, en verdad, son los tabúes de cualquier sociedad occidental; las drogas, la familia, la gente y, por supuesto, Mary-Louise Parker, a la que dedicaré un párrafo entero por lo que hago un punto y aparte.

Sí, ella, Mary-Louise Parker –a partir de aquí me dejaré llevar por el delirio-, una de mis divas, los ojos más grandes sobre una piel de pergamino blanco, la ingenuidad hecha de fatalismo, mi musa, la actriz, carismática, encantadora, la sonrisa, la madurez… En serio, su personaje, madre coraje, con un toque macarra unido a lo atractiva que resulta, es tan carismático y genial como el resto de personajes, bien escritos y bien formulados, que hacen que la historia salga muy bien parada, con una nota muy alta, casi de las mejores.

En fin, Weeds es entretenida y algo más: inteligente, divertida, crítica, emocionante…

Un último apunte, al igual que en Los Soprano o en Dexter la cabecera es sobresaliente. Diría que la mejor cabecera que he visto jamás. Little Boxes, una mítica canción americana de Malvina Reynolds, del año 1962, cantada y versionada en cada capítulo por un artista diferente, desde Elvis Costello a Joan Baez o el mísmisimo Billy Bob Thornton, con un montaje que va variando sutilmente, y tratada de una manera artística sin precedentes en televisión. Os invito a ver esta gran serie, y sino siempre podéis ver las distintas cabeceras de Weeds en Youtube y con eso ya podréis morir o dormir tranquilos. He dicho.

Koke 2.0

No Comments

  1. Yo tengo a Mary-Louise Parker casi como un fetiche sexual…. Increible descripcion de esta mujer! Viva weeds!

  2. En cierto sitio que no puedo decir por ser políticamente incorrecto estoy viendo que están las cinco temporadas en la lengua de cervantes. La series es algo que me viene muy bien, pues las veo mientras como en el trabajo.

    Además, el socio parece coincidir con el Sr. Osowaken y me indica que Mary-Louis Parker le pone palote en Gran Canyon.

    La verdad es que yo la sigo asociando a Tomates Verdes Fritos, que tenía menos sexappeal que una mona en una tienda de Gucci, asi que tendré que ponerme a verla… La serie digo 🙂

    Un saludo

  3. Elmarques09

    Una serie estupenda. Ya que todos son halagos para la protagonista, yo quiero destacar al personaje de su cuñado que es todo un canalla, y al de la amiga alcohólica, que es genial. Bueno, y el contable, y el hijo pequeño… La verdad es que todos.

Deja un comentario