Sin categoría

LA TRILOGÍA CIERRA El CÍRCULO

by

Sin duda Millenium se puede considerar la trilogía con más éxito de esta década en cuanto a cantidad de lectores y ventas de libros, apta para casi todos los públicos y ubicada en el género de novela negra es una historia de suspense, crímenes, venganzas y acción. Como todos sabéis, estas novelas han sido llevadas al cine y en este caso vamos hablar de la tercera entrega en el cine, ‘La reina en el palacio de las corrientes de aire’ y hacer un repaso de las dos anteriores entregas. La trilogía cierra el círculo.

‘Los hombres que no amaban a las mueres’ dirigida por Niels Arden Oplev  fué una película a mi gusto buena, con cantidad de personajes, una buena trama, secuencias de acción y sobre todo la presentación de la protagonista de la saga, Lisbeth Salander. Esa chica que visualmente da bastante grima, pero cual mago, esconde muchos trucos debajo de la manga, hasta que llega el momento en que se convierte en tu superheroe particular. Mikael Blomkvist es el editor de la revista Millenium, y es contratado Herik Vagner para que escriba un libro sobre su clan pero también para investigar la desaparición Harriet Vagner una de sus sobrinas. Mikael se muda al Norte de Estocolmo, a la residencia Vagner para conocer a los miembros de la familia. Con la ayuda de Lisbeth descubrirá muchos secretos de la familia Vagner.

‘La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina’ dirigida esta vez por Daniel Alfredson es sin duda la que más secuencias de acción y de intriga tiene. Donde nuestros protagonistas tienen varios frentes abiertos, y donde la chica rara nos muestra en todo su esplendor lo que sabe hacer. Con una infancia difícil, y una adolescencia llena de abusos de todo tipo, lleva a cabo su venganza. En este caso es Mikael Blomkvist el que trata de ayudar a Lisbeth, antes de que la justicia de con ella, y su vida termine siendo una absoluta desgraciada.

‘La chica en el palacio de las corrientes de aire’, tercera y ultima entrega. Lisbeth postrada en una cama de hospital se recupera de las graves heridas sufridas en la anterior entrega, va a ser juzgada por varios crímenes. Mikael pone a Lisbeth en las manos de su hermana, conocida abogada que la ayudará a disuadir a la justicia y además implicará a las instituciones que tratan de incriminar a Lisbeth como autora de varios crímenes. Mientras tanto Mikael, confecciona un articulo para su revista con la vida de nuestra querida protagonista con la intención de lavar su imagen y para hacer pública todos los abusos que ha sufrido por parte de importante instituciones.

Para mi gusto es la peor de las tres entregas. Pobreza narrativa, y con secuencias que no se justifican y además intrascendentes que hacen al espectador desconectar del hilo argumental. Lisbeth pobre en sus trucos de magia y con poca participación en toda la película, pero extravagante como bien nos gusta. Mikael demasiado resabido y por delante de todos, sigue en su faceta de hacer lo que le salga de las narices a costa de todo. Las pocas secuencias de acción son un poco malas a la par de inverosímiles. Pero en definitiva, si has visto las dos entregas anteriores no te queda más remedio que pasar por taquilla para cerrar el círculo. Me encantaría que Stieg Larson siguiera vivo para poder hacer un guión, donde la única protagonista sea Lisbeth y su ordenador, ni Blomkvist, ni Zalachenko, ni los Vanger… solo ella con su soledad y sus pensamientos.

Deja un comentario