[CRÍTICA] “REPO MEN”. BAILEMOS EL MAMBO HORIZONTAL

by

 ¿Os imagináis un futuro en el que la donación de órganos esté resuelta y se pudieran comprar a una empresa que los fabrica? Pues ese es lo que cuenta “REPO MEN”, pero hay  un pequeño matiz: si te retrasas en el pago de los plazos, mandan a un “repo man” y te lo extirpa.

Es un entretenida cinta de acción futurista con algunos elementos que me han recordado a “Desafío Total”(1990) en el programa “neural.net” que se inserta en la mente de las personas para transportarlas a otro mundo y a “Blade Runner” (1982) en la concepción de la ciudad con rascacielos abigarrados y llenos de pantallas gigantes que escupen anuncios y el zepellín que surca los cielos con publicidad de “The Union” que es la empresa que vende los órganos.

Jude Law es el mejor de los repo man de la ciudad, junto con su compañero del alma interpretado por Forrest Whitaker. En la que va a ser la última misión de Law para retirarse de las calles y reubicarse en las oficinas de la compañía, sufre un percance que le hace ser el cliente de su propia empresa cuando le es trasplantado uno de esos artilugios de metal.

Volviendo a los recuerdos que me estaba trayendo de “Blade Runner” durante su proyección, es como si Jude Law se convirtiera en un Deckard (Harrison Ford) perseguido y protector de una replicante Sean Young, encarnada en ésta por Alicia Braga.

La cinta, basada en la novela “Repossession Mambo” de Eric García, contiene escenas con alto contenido gore en las que, sin ningún tipo de tapujo, se muestra la extracción de los órganos a los clientes deudores en lo que el personaje de Law llama “el mambo horizontal”. Mención especial la escena hacia el final de la película cuando Law y Braga se cuelan en la empresa y deben enfrentarse a un grupo de personas que les cortan el camino y su posterior desenlace.

La calificación de no recomendada a menores de 18 años está justificada por lo dicho y también añadiría “no recomendada para estómagos sensibles”.

 © de las fotografías pertenece a su/s autores o a las distribuidoras y/0 productoras. Reservados todos los derechos. 

Deja un comentario