[CRÍTICA] CENTURIÓN. SANGRE, ESPADAS Y ROMANOS.

by

Quizás la industria americana, nos tiene acostumbrados a que cada vez que toca un palo, lo convierte como poco en oro y si está hecho de una buena madera, puede llegar a conseguir que lo alabemos como si nos fuera la vida en ello. Pongo un par de ejemplos como Troya, donde a todos los espectadores les hubiera gustado ser Brad Pit y estar dentro de ese caballo de madera, o en la película de Gladiator, nos hubiera encantado saltar a la arena del Coliseo a luchar junto a Máximo. Sin embargo, esta pelicula, se nota que peca de no tener esos presupuestos tan pasados de ceros en la factura final, con lo que se nota en el producto final y además de forma dramática, por que no hace que el espectador se involucre dentro de la historia.

Centurión, escrita y dirigida por Neil Marshall y protagonizada por Michael Fassbender, Olga Kurylenk, Dominic West, David Morrissey, Ulrich Thomsem y Noel Clark entre otros nos cuenta la historia de como  Quintus Días termina luchando en la Novena Legión Romana dirigida por Virilo, después de sobrevivir al ataque brutal de su cuartel donde todos sus compañeros son asesinados por los pictos, un pueblo de la bretaña que se resiste antes de caer en las manos de Roma. Para ello, en el lance de la novena legión, Virilo acompañado de Quintus Días, se verán sorprendidos en una emboscada donde sus pocos supervivientes lucharan hasta llegar a ser considerados auténticos héroes del Imperio.

Puedo decir, que las escenas de acción con planos rápidos, cámara al hombro y sangre…. mucha sangre son buenos, la fotografía espectacular, la ambientación y el diseño de los decorados pasables, el montaje y el color están muy conseguidos, pero en lo que flojea y además mucho, es en el guión. Quintus Días no llega a ser un gran arengador, ni tan poco enaltece a las tropas, ni tampoco es un grandisimo luchador de espada, por eso digo que flojea. Creo que para llevar la marca de protagonista en una película como esta, hay que saber llevarlo y creer en el papel, de lo contrario el espectador sale chafado. Sin embargo, creo que Neil Marshall tendría que haber dado la vuelta a la historia, y retratarla desde el otro bando, igual que en las famosas películas de Asterix y Obelix, el pueblo cabreado que se dedica a cazar romanos. Así hubiera conseguido su propósito, dejar al impero por los suelos, pero bañados en sangre romana.

En definitiva, aprueba por los pelos y no precisamente por su guión, pero hay que dejar claro que al espectador hay que darle algo más que sangre y espadas para que que quede satisfecho.

One Comment

  1. El Marqués

    La veré esta semana,pero ya me dejas un poco así, con tu crítica.Ya te contaré.

Deja un comentario