LA ADAPTACIÓN DEL VIDEOJUEGO “BIOSHOCK” SIGUE ADELANTE

by

Según ha declarado Kevin Levin, el diseñador del videojuego en primera persona “BIOSHOCK”, el proyecto de llevarlo a la gran pantalla sigue en pie.

En una entrevista reciente concedida a una emisora de radio de Washington DC, apuntó que siguen trabajando duro para sacar adelante la producción, que en un principio iba a dirigir Gore Verbinski, director de la saga de Piratas del Caribe, pero que finalmente éste ha cedido los trastos al español Juan Carlos Fresnadillo(28 semanas después).

Verbinski ejercerá las labores de productor, en un proyecto que se antoja en un principio difícil puesto que quieren que la película tenga una calificación de “no recomendada para mayores de 18 años”, y esto implica mayores problemas para conseguir financiación.

El juego de desarrolla en el año 1960, el avión en el que viaja Jack se estrella en medio del Atlántico y todos los pasajeros mueren excepto él. En el fondo del mar descubre una extraña ciudad submarina conocida como Rapture.

Rapture fue construida por un soviético llamado Andrew Ryan en el año 1946 con la intención de crear una ciudad para la élite cultural del mundo, una ciudad en la que vivirían los mejores artistas, científicos, ingenieros y deportistas de todo el planeta.

Rapture está a punto de derrumbarse tras haber sufrido una guerra terrible motivada por descubrimientos científicos desarrollados en ella. Dichos avances, estaban relacionados con una sustancia química que podía mejorar genéticamente a las personas para realizar tareas extraordinarias más allá de sus capacidades físicas. Un hombre llamado Fontaine descubre una especie de babosa marina llamada “Adam” que permitirá realizar esas modificaciones genéticas, pero que rompe el equilibrio social existente en la ciudad y da lugar a la guerra, lo cual la sociedad se escindió en dos grupos; aquellos que querían detener las aplicaciones del “Adam” y los adictos que no podían parar de consumirlo. En este momento la utópica sociedad sumergida quedó sumida en una guerra civil.

© de las fotografías pertenece a su/s autores o a las distribuidoras y/o productoras. Reservados todos los derechos. 

 

Deja un comentario