[CRÍTICA] CRUZANDO EL LÍMITE

by

Dirigida por Xabi Giménez, hasta ahora director de fotografía de películas como ‘Ágora’,’Intacto’, ‘Darkness’, ‘El maquinista’. Se anima a dirigir esta película protagonizada por Marcel Borràs en el papel de Fran y Adolfo Fernández como Luís, el padre de Fran, Fernando Guillen Cuervo como Óscar, el Director del centro CIMCA y Elena Furiase como Sandra.

Cruzando el límite está basada en una historia real, donde jóvenes indisciplinados, empujados por sus padres, caen en manos de asociaciones o empresas que prometen a esos padres desesperados, reconducir “al lado bueno” esas jóvenes cabezas.

Esta es la historia de Fran, un adolescente vago, fuma canutos, bebe sin parar cerveza, y sin el más mínimo escrúpulo a maltratar a su padre Luís, que obligado por la actitud frente a la vida de su hijo, intenta buscar ayuda en terceros, ya que el no puede ver más la autodestrucción a la que se precipita su hijo día a día.

En su búsqueda se topa con una empresa llamada CIMCA, donde por el módico precio de cuarentamil euros al año, se comprometen a reeducar a su hijo. Lo que no especifican son las maneras. Fran, al entrar en ese centro de reeducación sufrirá abusos, humillaciones y castigos.

Hay que destacar la interpretación de Marcel Borràs, que simplemente con el gesto de su mirada es capad de transmitir su sentimiento. Además del guión, con un alto contenido dramático, te introduce en un lugar oscuro, donde la violencia gratuita,tanto física como psicológica, está a la orden del día. Con un montaje excepcional que te introduce en un mundo absolutamente claustrofóbico y delirante, donde ninguno desearíamos estar, un laberinto donde la salida tiene un precio bastante alto. En ciertas secuencias me vino a la cabeza “La Naranja Mecánica2 de Stanley Kubrick.

© de la fotografía y el trailer pertenecen a Filmax. Reservados todos los derechos.

Deja un comentario