[CRÍTICA] “HARRY POTTER Y LAS RELIQUIAS DE LA MUERTE.PARTE 1”, por f@n-fantastic

by

ALGO PASA CON HARRY,

que le sigo sin ver en el papel de mago. Es tan insustancial como Robert Pattinson– el de la saga Crepúsculo- y tiene también como éste, una cuestión sexual no resuelta, en su caso con Hermione. Ella no lo reconoce, y aunque en apariencia le gusta Ron, realmente está muy atraída por la varita de Harry, que, después de siete películas, sigue siendo el que menos hechizos sabe, exceptuando el de las gafas redondas crecederas y la ropa inglesa rancia y sin estilo.

Para los que quieran conocer el final de Harry Potter, y no se hayan leído el libro, y tampoco tengan intención de hacerlo, tendrán que esperar y desesperar hasta la próxima entrega, lo cual nos llevará hasta el verano de 2011 para desentrañar ese misterio que hace diez años se puso el traje y las gafas de un pequeño mago.

En esta ocasión, el poder de Lord Voldemort y de los Mortífagos es cada vez más fuerte. Ahora tienen el control sobre el Ministerio de Magia y Hogwarts, eliminando a todos los que se crucen en su camino. Harry, Ron y Hermione tienen que terminar el trabajo empezado por Dumbledore y encontrar el resto de horrocruxes- piezas mágicas que contienen los siete fragmentos del alma de Voldemort- que les permitan derrotar al Señor Oscuro. Descubrirán también la existencia de tres objetos muy poderosos en el mundo de la magia: las Reliquias de la Muerte (la Varita de Saúco- la varita más poderosa que jamás se ha hecho-, la Piedra de Resurrección y la Capa de Invisibilidad).

Con sinceridad os tengo que decir que no soy seguidor/lector/fan de la saga iniciada  por una entonces desconocida J.K. Rowling. En estos años, Harry, y nosotros mismos, hemos crecido y también han cambiado nuestros gustos por aquel mozalbete de gafitas, un poco tontainas y que nadie entendía qué podría tener de especial para el mundo de la magia (sobre todo estando en vida el gran Juan Tamariz). Pero las películas se han ido sucediendo, intentando entusiasmar a un mismo tiempo a un público infantil, al juvenil y a los adultos que leímos en su momento el libro de la Piedra Filosofal. ¡Difícil decisión!

Las Reliquias de la Muerte’ tiene un comienzo más del gusto de los mayores, se va suavizando para los adolescentes con las aventuritas de los tres amigos y sus primeros romances, y termina aburriendo incluso a los niños.

Cuando la psicología hace aparición en escena, retiramos el decorado de magia, guardamos las varitas en la funda, y diciendo “abracadabra” nos trasportamos a otra película más aburrida.

 Los que buscan simplemente un encuentro con el Señor Oscuro y las Fuerzas del Mal, esa lucha contra la muerte, esos personajes siniestros y diabólicos, no están interesados en el lado sentimental y personal que nos intentan colocar: problemas familiares, sentimentales, emocionales, románticos, infancias difíciles… ¡pero si es una película de magos, con varitas, hechizos, y nombres como mortífagos, muggles y horrocruxes! ¿Es que hasta en las historias de “magia, hechiceros y demás encantamientos”hay que meter todos los problemas que tenemos a diario?

Yo creo que en todas las películas de Harry Potter, me he dejado llevar por la magia de los decorados y las ambientaciones, los colores grises y pardos de la fotografía (en ésta película, destaca un vestido rojo de Hermione como uno de los momentos de color), la música de John Williams (que rápido identificamos con la serie); todo ello me suele llevar a un letargo de lenta somnolencia, donde la fantasía sobrevuela mis pensamientos, y que cuando va seguido de algún que otro ronquido, ¡es que me he dormido!

Los papeles de “malos”, bajo los cuales se ocultan grandes actores (como Alan Rickman, Ralph Fiennes, Helena Bonham Carter,…) son los que mantienen el tono de la película, que va descendiendo en la medida que el protagonismo lo cogen los tres jóvenes (bajos los cuales se ocultan los actores) y vuelve a captar nuestro interés en el momento que los malos hacen de nuevo su aparición, para devolvernos al mundo de los Mortífagos, realmente mucho más interesante.

Harry es poseído por el conjuro mágico, al que daremos en llamar “ridiculus maximus”, que le lleva a un acercamiento a Hermione en forma de baile con música de Nick Cave. Aquí deja patente que la gracia no le nace de los pies y que el ritmo- parecido a un pingüino imitando a un pato andando por unas brasas- tampoco es su gran virtud.

“Estos son tiempos oscuros” decía el nuevo Ministro de Magia, Rufus Scrimgeour. De colores grises y apagados; de ritmo lento sin tensión alguna; con chispas de humor de media sonrisa; de magia de primer curso en Hogwarts; de un Harry sin fuerza ni determinación. Son tiempos oscuros, que espero encuentren la luz en la próxima entrega. Será el momento de saber si Harry aprueba el curso- que debe ser evaluación continua, según el nuevo plan de estudios- y se puede ganar la vida como mago.

Salvemos a Emma Watson (Hermione) de la serie, y con el encantamiento que ella misma hace al comienzo de la película, borremos de nuestra memoria su paso por Harry Potter, y esperemos sus futuras interpretaciones.

Una película para fans incondicionales y espectadores ocasionales.

Fotografía : © 2010 Warner Bros. Entertainment Inc. Harry Potter Publishing Rights © J.K.R. Harry Potter Characters, names and related indicia are Trademarks of and © Warner Bros. Ent. All Rights Reserved. Cortesía de Warner Bros. Pictures Spain.

4 Comments

  1. Sólo un apunte, la b.s.o en esta película (ni en las dos anteriores) corre a cargo de John Williams por problemas de salud.

    y respecto a la tensión sexual entre Harry y Hermione, eso es factura intrínseca de la película. En los libros queda bastante claro que entre Harry y Hermione la relación es puramente fraternal. Pero supongo que las películas necesitan vender morbo entre los dos actores más bien parecidos. En los libros Harry tiene una relación romántica con Ginni, la hermana de Ron, la cual en la película aparece como una buscona que va correteando a Harry mientras éste intenta calzarse a Hermione.

    Se suele decir que las últimas películas están hechas para el agrado del sector que ha leído el libro. No estoy de acuerdo. Si acaso están hechas de un modo confuso mediante el que sólo los lectores de la saga podemos saber más o menos “qué es lo que pasa”. Porque desde la tercera película se dejan muchos factores sin responder lo que hace que la gente que va al cine “a ver una película” y no “la adaptación de un libro que se ha leído” piense que la historia es una mierda (cosa que no es de extrañar).

    Pero aun habiendose leído los libros las películas dejan mucho que desear pasando por alto pequeños detalles que no suponían ningún gasto ni esfuerzo adicional.

  2. Elmarques09

    El compositor es Alexande Desplat, efectivamente Paxa.Nuestro critico fan-f@ntastic se ha confundido, según me ha comentado telefónicamente, porque mientras hacía la crítica estaba opyendo la banda sonora de “Star Wars”.
    Gracias a todos.

  3. f@n-fantastic

    Gracias Paxa por tu aportación. La intención de nombrar a John Williams dentro de la crítica, era únicamente como referencia a la música que todos reconocemos como “la de Harry Potter”, y no como compositor de la banda sonora de esta última entrega. Difícil apreciación, que agradezco hayas corregido. Esperemos que, tal y como quieren, pueda reaparecer en la última, aunque sea de modo testimonial.
    A los lectores de Harry, como tú, les debemos el respeto de ser los verdaderos conocedores de la historia. Los que nunca llegamos a imaginar como era ese pequeño mago- ya que para nosotros siempre tuvo la presencia de Daniel Radcliffe- nos podeis aportar los detalles que nos faltan. Un saludo y espero noticias tuyas para la próxima entrega, en la que quedamos emplazados.
    F@n-fantastic

  4. Como no lector ni seguidor de esta saga, no tienes derecho a dartelas de critico, ok? Eso para empezar.

    Y obviamente si te duermes en medio de una pelicula, lo normal es que no te enteres ni siquiera de que no estas en el sitio adecuado para echarte siestecitas. Porque no cuentas nada de la trama, simplemente has cogido tristemente sinopsis de otros sitios web para no esforzarte siquiera en argumentar propiamente.

    Menos mal que gente como tu son solo una minoria que no saben apreciar el buen arte.

Deja un comentario