[REPORTAJE] “SKYLINE” DE LOS HERMANOS STRAUSE

by

“Skyline” se estrena el viernes 26 de noviembre en España. Os dejamos un reportaje con información sobre el rodaje.

Con “Skyline”, los hermanos Strause (Aliens vs. Predator 2), maestros de los efectos especiales, cuya compañía, Hydraulx, ha creado efectos visuales para “Avatar”, “2012”, “Iron Man 2”, 2El curioso caso de Benjamin Button” y “300”, han dirigido, producido y financiado una película independiente de proporciones épicas.

Desde su adolescencia, los hermanos Colin y Greg Strause han estado inmersos en el mundo de los efectos especiales. Empezaron sus carreras creando efectos visuales para vídeos musicales y anuncios publicitarios y montaron su propia compañía con sede en Santa Mónica, California, Hydraulx, que ofrece servicios completos de efectos visuales. Tras varios años de dirigir proyectos cortos, en 2007 los contrataron para encargarse de la última entrega de la taquillera saga que enfrenta a los brutales aliens contra los galácticos depredadores: “Aliens vs. Predator 2”. Cuando se plantearon realizar otra película, se dieron cuenta de que únicamente lo lograrían si pudieran encargarse internamente de la producción para poder controlar todos los aspectos de la misma.

A medida que el equipo comentaba ideas para el primer largometraje “casero” de Hydraulx, trataron de imaginar que podría suceder para hacer salir a cientos de miles de personas de sus casas y alzar la vista al cielo, justo para verse en ese momento elevadas por los aires hasta naves alienígenas, dejando la Tierra básicamente vacía. Sabían que podían lograr las impactantes imágenes que habían convertido a su compañía en el estudio de referencia para efectos visuales, pero también se dieron cuenta de que tenían preguntas importantes que responder a los espectadores. Una vez abducida toda la gente, ¿qué pasa con ella? ¿Qué pueden hacer a continuación las personas que quedan para sobrevivir?

Los guionistas y los hermanos se preguntaron: “¿Y si los alienígenas vinieran a nuestro planeta y nos engañaran?” Idearon el concepto de una “luz de sirena”, a partir de los relatos de la mitología griega de mujeres exóticas que cantaban para atraer a los marinos y que estrellaran sus barcos en los arrecifes. Al emitir un hermoso y seductor sonido que picara nuestra curiosidad, la luz nos haría asomarnos rápidamente a la ventana a mirar. Al hacerlo,queríamos reducidos a zombis indefensos y nos harían salir de nuestras casas. Una vez fuera, seríamos presa fácil para ser abducidos por los alienígenas.

El director Colin Strause explica: “Es una épica historia de abducción extraterrestre visualmente impactante, con excelentes personajes y mucho corazón. La premisa es una abducción en masa a escala global. Por ejemplo, la mayoría de la gente que fuera por una autopista y viera un accidente se pondría a mirar. Si alguna entidad utilizara esta debilidad instintiva en nuestra contra, podría acabar con nosotros en un instante. Es un suceso que nos hace a todos iguales. Todo se va al traste en ese momento y se trata de intentar sobrevivir a lo que muy bien podría ser el fin del mundo”.

El Diseño y el Rodaje

Joshua Cordes, coguionista y director de la segunda unidad explica: “Al previsualizar lo que los monstruos iban a hacer, sabía cuándo se iba a mover Jarrod de cierta manera. Mientras iba cámara en mano, podía ver el tentáculo moviéndose y alcanzándole la pierna. Así que, en el momento oportuno, yo me encargaba de imitar el movimiento con la cámara. Si logras que ese movimiento quede natural con la cámara, hace que el efecto resulte mucho más convincente; es como si un cámara estuviese siguiendo algo que está ahí”.

Aunque muchos ‘thrillers’ de ciencia ficción se ambientan y ruedan de noche para compensar los inevitables problemas que puedan surgir con la infografía, para los hermanos resultaba importante mostrar el terror a plena luz del día. Estaban muy seguros de que su trabajo en docenas de superproducciones los había preparado perfectamente para lograrlo. Según afirma Colin Strause: “Combinamos la escala de una gran producción con la acción de una película de invasión. Tener a gente observando cómo docenas de naves nodriza se llevan a millones de personas de la faz de la Tierra… es algo que hay que ver de día. De noche, no se vería gran cosa. A la luz del día, es un recordatorio constante de que no hay dónde esconderse”.

A la hora de decidir la mejor manera de fusionar las interpretaciones de los actores de carne y hueso con los alienígenas que atacan la ciudad de Los Ángeles, los hermanos decidieron que no querían utilizar fondos verdes para recrear la acción. En vez de eso, optaron por confiar en las especiales características de sus ligeras cámaras RED para rodarlo todo. En opinión de Colin Strause: “Uno de los aspectos más importantes con que nos hemos encontrado al usar fondos verdes es que suele ser un apoyo extraño. No debería usarse más que en situaciones extremas. Resulta artificial porque a menudo filmas los elementos que se hallan en primer plano, pero su iluminación no coincide con la del fondo. No encajan nada bien”.

Los aparejos más complejos y las escenas de acción más complicadas también se beneficiaron de esta lógica decisión de filmar secuencias complejas enteramente ante la cámara. Una de las secuencias más intrincadas que tuvo que coreografiar el coordinador de especialistas Mark Norby fue algo que poca gente en Los Ángeles (por no hablar de los residentes del complejo de Marina del Rey) había visto jamás. Colin Strause explica: “Montamos un enorme aparejo de cables en el helipuerto del edificio para levantar a los actores por los aires y lo filmamos todo en cámara con grandes ventiladores dando aire. Tuvimos una auténtica puesta de sol de fondo mientras los actores salían por los aires. Esos planos han quedado preciosos, nunca conseguirías algo así con un fondo verde”.

Tanques, hidras y zánganos:la creación de las criaturas

Al ponerse a diseñar a los invasores alienígenas, el equipo se preguntó qué clase de seres inteligentes nos atacarían cuando somos más vulnerables… a altas horas de la madrugada, justo antes de amanecer. Aunque lo habitual en películas de ciencia ficción es que los invasores lleguen en grandes naves espaciales metálicas, cuando el grupo se planteó qué aspecto tendrían sus criaturas… decidieron que sus naves alienígenas deberían ser orgánicas. Como su intención era hacer de Skyline algo diferente y original, el equipo de realización se preguntó: “¿Y si no es una nave nodriza? ¿Y si no es más que un gigantesco organismo, y todo está biológicamente diseñado?”.

Los alienígenas clave de la película son la inquietante luz de sirena, los tanques, los zánganos y la hidra. Los hermanos explican sus distintas funciones. “La luz de sirena es similar a esos peces de las profundidades marinas que llevan flotando delante un señuelo con una luz que atrae a los demás peces”, explica Colin Strause. “Después, están los tanques, que son criaturas de tamaño King Kong, con tentáculos, que sirven como equipo de limpieza. Son los que se encargan del trabajo pesado, descienden a la superficie y aplastan toda resistencia que puedan oponer los humanos. También hay criaturas llamadas hidras y zánganos”.

Su hermano ofrece más detalles sobre estas últimas criaturas. “Las hidras son como un cruce entre medusas voladoras y cazas de combate”, observa Greg Strause, “mientras que los zánganos son las criaturas más pequeñas que tenemos en Skyline. Su reducido tamaño les permite entrar en los edificios, buscar y dar caza a cualquier rezagado que se dejaran las sirenas durante la fase inicial de abducciones”.

Al iniciar la preproducción, los hermanos se fijaron en cierto cefalópodo como fuente de inspiración. “Una de las referencias de movimiento con que contábamos era la del pulpo”, señala Colin Strause. “Tienen tentáculos para sustentar su peso, y su movimiento es como una especie de extraño ballet, fluido y hermoso. También pueden ser realmente aterradores y centrarse en objetivos concretos. Nos sirvieron como animación básica de referencia para el zángano y la hidra. Para el tanque, tendimos mucho más a la idea de un gorila. Más que una propulsión de gravedad cero, utiliza otra basada más bien en la propia física. Por ejemplo, el gran hermano que desciende para comprobar cómo va todo tendría lógicamente que bajar hasta la superficie. Desde el primer momento se trató de una especie de gorila de 20 metros cabreado que avanza a todo galope”.

“Sabíamos que los monstruos tenían que resultar icónicos”, explica el guionista Cordes. “Queríamos ver qué se le ocurría a ADI sin ningún tipo de limitación al respecto. El zángano definitivo se sacó de uno de los diseños originales de los tanques y se convirtió en un monstruo más pequeño de la película. En solo un día de trabajo de diseño ya tenían la nave insignia alienígena principal. Y en posproducción agregamos bioluminiscencia a las criaturas, lo que añadió toda una nueva dimensión. Nuestro diseñador principal en Hydraulx, Kino Scialabba, ideó todos los increíbles diseños de naves, que distinguen realmente a esta película de sus predecesoras”.

La producción quería rendir homenaje a la obra de Hitchcock y Romero y que los acontecimientos se sucedieran a ritmo vertiginoso, manteniendo en todo momento el interés de los espectadores en unos personajes que no pueden salir de un único escenario.

© de la fotografía y trailer: Black Monday Film Services, Hydraulx, Rat Entertainment y Relativity Media. © del texto. Aurum Producciones .Cortesía del departamento de prensa. Reservados todos los derechos

Deja un comentario