Crítica: ORGULLO + PREJUICIO + ZOMBIS

by

Escrita y dirigida por Burr Steers y basada en el bestseller de Seth Grahame-Smith, ORGULLO + PREJUICIO + ZOMBIS es una vuelta de tuerca a la clásica novela de Jane Austen Orgullo y prejuicio.

Una plaga misteriosa se ha extendido en la Inglaterra del siglo XIX. La tierra está infestada de muertos vivientes, arrasando las refinadas costumbres victorianas y convirtiendo el bucólico campo inglés en una zona de guerra. Nadie está a salvo y los amigos se pueden convertir instantáneamente en enemigos rabiosos y salvajes. Aparece nuestra radiante heroína Elizabeth Bennet, una maestra de las armas y las artes marciales, independiente, perspicaz y testaruda. Las circunstancias amenazantes del momento obligan a que entre en acción para formar una alianza con el señor Darcy, un caballero guapo pero arrogante que ella detesta intensamente, pero por el que siente, muy a su pesar, un gran respeto por sus prodigiosas habilidades como cazador de zombis.

Protagonizada por Lily James (Cenicienta), Sam Riley (Maléfica), Jack Houston (Boardwalk Empire), Bella Heathcote (Sombras tenebrosas), Douglas Booth (Noé), con Matt Smith (Doctor Who), Charles Dance (Juego de tronos) y Lena Heady (Juego de tronos, 300: El origen de un imperio). La película está producida por Marc Butan, Brian Oliver, Tyler Thompson, Sean McKittick, Allison Shearmur, Natalie Portman y Annette Savitch.

Bajo esta premisa tenemos Orgullo + Perjuicio + Zombis, una cinta difícil de encasillar en el genero ya que toca diferentes palos como son la comedia, el “terror” y el amor (el genero original de la famosa novela), con lo cual, se hace difícil de catalogar desde un principio. He puesto terror entre comillado por que lo único que tiene son zombis y algunas dosis de sangre y decapitaciones que no se llegan a ver, pero que se desengrasan con los puntos cómicos.

Durante sus 107 minutos podremos disfrutar de un ambiente victoriano, con sus trajes de época en localizaciones muy del estilo palaciego y casas del mismo estilo, con ese vestuario típico que no escatima en volantes y chorreras, y una forma de hablar casi en verso y por supuesto en un perfecto ingles de Oxford.

La acción en la película está garantizada, las hermosas hermanas Bennet no te dejarán indiferente en su modo de luchar, sin duda de lo mejor de la película, su belleza encandila a los vivos y las artes marciales son su arma más valiosa para derrotar las hordas de zombis a las que se enfrentaran.

En cuanto al ritmo narrativo, podemos destacar que es bastante fluido, sin altibajos que aburran al espectador, que además, esos puntos cómicos aderezan la trama con mucho gusto, por lo que te tiene entretenido en la totalidad de la cinta.

Por lo demás hay poco que añadir sin caer en spoilers, una película entretenida, que cumple con su misión, distraer al espectador desde un punto diferente al que estamos acostumbrados cuando nos referimos a películas de zombis y que le aporta una bocanada de aire fresco al genero y que además lo hace de buenas maneras. Veremos si no se convierte en una franquicia, a mi juicio, si que se convertirá. Sobre todo por el final real de la película que está detrás de unos pequeños títulos de crédito. Así que cuando los veas no te muevas de la butaca y espera!

Puntuación:

© de las fotografías: Cross Creek Pictures / Darko Entertainment / Handsomecharlie Films / Lionsgate / Tripictures. Todos los derechos reservados

Deja un comentario